13/12/2006

Demandan ONG liberar a presuntos miembros de EPR

Exige ONG a Calderón liberar a dos hermanos de un guerrillero y a un amigo acusados de terrorismo

La Red Solidaria Década Contra la Impunidad y familiares de Gerardo Tzompaxtle Tecpile, Jorge Marcial Tzompaxtle y Gustavo Robles López exigieron al gobierno de Felipe Calderón la libertad inmediata de estos presos políticos que se encuentran en el Reclusorio Norte del DF acusados de delincuencia organizada en la modalidad de terrorismo que operaban en la sierra de Guerrero y Veracruz.

"No se puede criminalizar a los ciudadanos bajo el fundamento" de ser parientes de Andrés Tzompaxtle, quien en 1996 asumió, bajo tortura, ser integrante del Ejercito Revolucionario Popular (EPR), aseguró Ernesto Rodríguez de Década Contra la Impunidad; y señaló que "el Estado debe procurar justicia no venganza".

En conferencia de prensa, realizada en el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez en la ciudad de México, informaron sobre la propuesta de conciliación que hizo la Comisión Nacional de Derechos Humanos el 30 de noviembre; la cual es respuesta a la denuncia que interpusieron el Colectivo Contra la Tortura y la Impunidad el 27 de enero de 2006, y la Red Solidaria Década Contra la Impunidad el 2 de febrero.

En ella, la CNDH acredita, ante la licenciada Rosa María Puente, coordinadora general de Participación Ciudadana y Derechos Humanos de la Secretaría de Seguridad Pública Federal, violaciones a los derechos de legalidad y seguridad jurídica en agravio de los señores Gerardo y Jorge Tzompaxtle Tecpile y Gustavo Robles, por parte de servidores públicos de la Policía Federal Preventiva.

Asimismo considera que los trabajadores de la PFP llevaron a cabo actos de molestia al detenerlos y realizar funciones propias de una autoridad ministerial pues sin justificación alguna interrogaron a los agraviados con relación a las actividades que realizarían en el lugar hacia donde se dirigían, así como su detención y traslado a las instalaciones de la PFP, de donde requirieron su intervención a trabajadores del Centro de Investigaciones y Seguridad Nacional (Cisen), para posteriormente ponerlos a disposición del Ministerio Público de la Federación en Orizaba Veracruz.

No pasó desapercibido para el organismo Nacional que la presentación de los detenidos ante el agente del MP de la ciudad de Orizaba, Veracruz, ocurrió siete horas después de su detención ocurrida a las 10:30 de la mañana a pesar de que las instalaciones de esa corporación policiaca se ubicaban a 13 kilómetros del lugar del aseguramiento.

Si bien "es un gran avance que la CNDH emitiera lo anterior", la Red Solidaria considera que también se violaron artículos de los instrumentos internacionales de protección de los derechos humanos firmados por el Estado mexicano, "quien se comprometió a cumplir ante la comunidad internacional sin menoscabo alguno". Y determinó que la detención de los hermanos y su amigo fue "totalmente arbitraria".

Por su parte, el también hermano de los presos Magdaleno Tzompaxtle manifestó su preocupación por que el Estado quiera trasladar a los tres detenidos a un penal de máxima seguridad, siguiendo la estrategia implementada por los gobiernos panistas y que en los últimos días se observa en el caso de Oaxaca.

Como parte de la defensa jurídica, el abogado Gerardo González comunicó que harán todo lo posible para que el caso sea llevado al estado de Veracruz, pues allá fueron detenidos.

Los indígenas de la sierra de Zongolica, Gerardo y Jorge Tzompaxtle Tecpile y Gustavo Robles fueron detenidos el 12 de enero pasado por efectivos de la Policía Federal Preventiva en la zona del puente peatonal de Buena Vista, ubicada sobre la autopista Orizaba-Fortín de las Flores.

El 13 de octubre el relator Especial para los Derechos Humanos y Libertades Fundamentales de los indígenas de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Rodolfo Stavenhagen expresó su preocupación por las violaciones a los derechos humanos que están sufriendo los hermanos Tzompaxtle y Gustavo Robles.