13/01/2006

Caso Tzompaxtle: Respuesta de la Familia

Los familiares de los hermanos Jorge Marcial y Gerardo, nos dirigimos de manera respetuosa a ustedes para aclarar los hechos que respectan a la detención.

A los medios de comunicación
A organismos de derechos humanos
A la opinión pública
PRESENTE

Los familiares de los hermanos Jorge Marcial y Gerardo, nos dirigimos de manera respetuosa a ustedes para aclarar los hechos que respectan a la detención.

El día de ayer jueves 12 de enero del presente año venían de Astacinga con rumbo a Córdoba a hacer compras en el centro comercial Aurrerá, ya que es de todos conocido que toda la familia se dedica al comercio. Pero a la altura del puente peatonal de Buena Vista sobra la autopista Orizaba-Córdoba, tuvo una falla mecánica el vehículo Jetta color gris placas YCD-19-41 modelo 2001 del estado Veracruz propiedad de Gerardo; entonces una patrulla de la Policía Federal Preventiva (PFP) No. Eco. 08833, lejos de ayudarle se dirigen a ellos de manera prepotente y a humillarlos, entonces ellos al defender sus derechos humanos, inmediatamente empiezan a amenazarlos y chantajearlos y empiezan con la "siembra de pruebas", tal como la farsa que se publica hoy en los medios de comunicación, lo cual constituye una verdadera calumnia.
Insistimos que nuestros familiares están siendo detenidos de manera arbitraria ya que las supuestas "pruebas" son todos los archivos que tiene cualquiera corporación policíaca y el resto es información que aparece en medios impresos e Internet; por lo tanto, negamos categóricamente todas las acusaciones que les imputan. De igual manera damos a conocer que es costumbre de la policía, que cualquier ciudadano inocente que detiene lo acusa de mil delitos pero pasado el tiempo los declara inocentes "con el usted disculpe"; mientras quien repara todo el daño ocasionado. De igual manera exigimos sea respetado el patrimonio así como la devolución del vehículo.

Ya que no es posible que en menos de 12 horas les acumulen una supuesta "investigación de más de 20 años, cuando ninguno de ellos tiene antecedentes penales, lo que la policía presenta como pruebas son fotografías de paisajes, como el volcán Citlaltépetl o monumentos históricos como el palacio de hierro de Orizaba, según la farsa policíaca éstas pruebas servirían para hacer "ataques", solo una mente perversa puede manejar semejante patraña. En el transcurso de estos días desmentiremos con pruebas cada una de las calumnias hasta lograr su libertad.
Insistimos que nuestros familiares están siendo tomados como chivos expiatorios ya que la policía detiene y encarcela a los que toman fotografías, pero nada hace contra los verdaderos delincuentes.

Por lo tanto pedimos de manera respetuosa y humilde a los organismos defensores de los derechos humanos a que asistan a nuestros familiares, a no dejarlos en la indefensión porque están siendo torturados física y sicológicamente de igual manera pedimos a los abogados conscientes de tal situación presten por humanismo la asesoría jurídica que se requiera.
Respetuosamente,

Familia Tzompaxtle Tecpile
13 de enero de 2006